Un paseo culinario por las playas venezolanas

el

Por Michele Lagalla

Playas venezolanas
Venezuela

Las playas de Venezuela tienen fama mundial. Hermosos paisajes se encuentran en toda la extensión de las costas e islas del país. Una gran cantidad de destinos paradisíacos de aguas claras o turbias que esperan por los visitantes ansiosos de un buen día de sol y arena. Estos destinos no solo guardan hermosas vistas y excelentes momentos de diversión, también ofrecen múltiples opciones para hacer disfrutar el paladar.

Un viaje a estos arenosos lugares puede convertirse en una verdadera aventura culinaria. Desde lo formal hasta lo no tanto, las propuestas están incluso a la orilla del mar.

El menú de las playas venezolanas

¡Unas empanadas de cazón, carne mechada, pulpo, langostino , etc. bien doraditas!, el típico desayuno

Empanadas
Empanadas doraditas

FOTO. @mimaltinpolar
( EMPANDA + MALTIN POLAR LA COMBINACIÓN PERFECTA )

Un día de sol, arena y agua de mar sin una crujiente empanada es un día incompleto. Es algo que no puede faltar de ninguna manera para iniciar el día de aventuras con buen pie. Una sola no es suficiente para saciar las ganas.

La gran cantidad de opciones hace que escoger sea una tarea difícil. A los rellenos tradicionales de la ciudad, como pollo, carne mechada o molida, se le suman los exquisitos sabores marinos. Las de cazón o de guacuco son las preferidas para degustar en los kioscos en las cercanías de las playas. Otra cosa que no puede faltar es acompañarlas con la extensa variedad de salsas a disposición de los comensales y, además, una fría bebida para contrarrestar el sol.

Un buen pescado frito, sin duda, el plato estrella

Visitar cualquiera de las hermosas playas y no disfrutar de un pescado frito es casi sinónimo de un pecado culinario. ¿A quién en su sano juicio no se le hace agua la boca, simplemente, con su aroma? Son tan solicitados que los mismos vendedores los llevan a los bañistas hasta su propio toldo para que la experiencia sea completa.

Pescado frito

Se preparan directamente fritos o en un excelente empanizado. No importa cuál especie sea la que se sirva, pargo, caballa, roncador, merluza, lubina, lebrache o cualquier otro. Todos son deliciosos. Y la oferta no solo se limita a estos animales marinos, pues se acompañan de diversas guarniciones: papas fritas, ensalada, tostones o arepitas pueden estar en el plato sin ningún problema.

Una afrodisíaca propuesta del mar

Es algo ya casi de carácter religioso ver pasear a grandes cantidades de hombres y mujeres con baldes en las manos. En el interior llevan recipientes repletos de gran variedad de mariscos e ingredientes del mar. Los antojos playeros se activan al oír esas peculiares voces entonar: ¡Vuelve a la vida, rompe colchón, siete potencias! Simplemente, en todas las playas suelen formar parte de la oferta.

Vía: SiGA Venezuela

Estos sabrosos cocteles son ya un clásico y han trascendido de generación en generación. Se preparan combinando camarones, mejillones, pulpo, pepitonas y calamares. En la imaginación está el límite para cualquier otro agregado. Lo que sí estará siempre presente son los sabores del vinagre y el limón, que brindan el toque distintivo a estas recetas.

Su fama se debe, en gran parte, a que se ofrecen como “afrodisíacos”. De ahí se derivan sus interesantes y sugerentes nombres. Una opción para revitalizar el cuerpo luego de una resaca y para encender la llama de la pasión.

Otra opción son las ostras. También llevadas hasta la comodidad de su asiento. Un chorro de limón es suficiente para darle un gusto ácido a estos exquisitos moluscos.

Sopas con el sabor del océano

Obviamente, un buen caldo tiene que ser parte del menú. Una rica sopa es perfecta para lograr una comida mucho más completa. Abundan los hervidos de pescado que deleitan a todos.

Fosforera
Fosforera

Entre tantas opciones, la que más destaca es la fosforera. Esta receta es una completa oda al mar. Se prepara en un concentrado de mariscos, pescados, vegetales y con un ingrediente que es sumamente importante: el ají dulce. Goza de mucha popularidad en todo el territorio, pero aún más en la isla de Margarita.

Las opciones más comunes para matar antojos

Ir a la playa tiene algún tipo de efecto mágico y místico sobre los antojos. No importa cuán recientemente se haya disfrutado un buen desayuno o almuerzo, siempre habrá espacio para engullir algo más. Esto no es problema, pues de un lado a otro los vendedores deambulan con un sinfín de alternativas para saciar esa ansiedad.

Los tostones son, sin duda, dignos representantes del espíritu costero. Servidos con salsas, una rica ensalada rallada y queso, una única ración puede quedarse pequeña. Otra vía para comer algo salado son los huevos duros con la icónica salsa rosada.

Tostones con ensalada rallada

Por otro lado, algo que encanta a los más pequeños y a los grandes que aman el dulce: las obleas.  Estas finas galletas son un verdadero placer que no se puede rechazar antes de dejar el lugar. Normalmente se untan con arequipe o leche condensada, aunque mejor es que sea con ambos. Por encima una lluvia de chispas de chocolate o de colores, y también migas de galleta. El éxtasis llega cuando la oblea posee múltiples niveles y gran cantidad de toppings.

Obleas


Otros dulces típicos abundan. Como las torrejas, esos finos y fritos discos de harina de trigo bañados en azúcar, y los tradicionales besitos de coco o la conserva de esta misma fruta tropical; una delicia. Además, en las playas siempre hay uno que otro heladero para refrescar las calurosas tardes.

Ante el inclemente sol, una buena bebida

Mantenerse fresco es algo necesario para evitar sufrir los embates de los rayos solares. Tener cerca una cava repleta de hielo es un requisito casi de carácter obligatorio. Para los gustos no hay límites, pero existen ciertos estereotipos de lo que suele beberse en estos lugares.

cava en la playa
CAVA

Lo más común es ver decenas de latas o botellas de las populares frías. La cerveza es la consentida de cualquier turista. Para los niños nunca falta un refresco para que también puedan estar a gusto.

Mientras que para lograr un estilo caribeño, hay otras bebidas que llaman la atención de todos. Una cocada encanta a cualquiera con el querido sabor del fruto que le otorga su nombre. Y para los más atrevidos y fiesteros, una piña colada es perfecta para empezar a calentar motores.

Piñacolada
Piña colada

Sin duda, los paisajes de Venezuela ofrecen múltiples opciones para vivir excelentes experiencias. De allí que no todo el deleite se restringe al sentido de la vista, el gusto también sale beneficiado cuando se decide recorrer algún rincón del país. Cada playa de las costas venezolanas es muestra fehaciente de ello.

Fuente. cocinayvino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s