Los 6 resorts de lujo más impresionantes de México

 En México encontrarás una gran selección de resorts de primera, aunque a veces no los veas porque están camulflados entre las palmeras de la costa tropical. Tanto si quieres tirar la casa por la ventana y viajar con toda la familia o un grupo de amigos, como si prefieres disfrutarlo con tu pareja o a solas, es un destino increíble donde han convertido la hospitalidad en un arte. Los spas de temática maya, piscinas increíbles y una gastronomía exquisita te están esperando. Te presentamos seis de los complejos más lujosos e impresionantes.

Nizuc Resort & Spa, Cancún

Nizuc Resort & Spa tiene el tipo de tranquilidad que esperarías de un templo maya

Nizuc Resort & Spa tiene el tipo de tranquilidad que esperarías de un templo maya

Este resort de casi 12 hectáreas es un ejemplo perfecto de lujo sin florituras. Está enfrente de la arena blanca, del mar Caribe y de la laguna rodeada por manglares, y no tiene nada que ver con los enormes edificios de la cercana Cancún. Aquí encontrarás una tranquilidad propia de un templo maya, y aunque varias suites tienen piscina privada, la piscina de borde infinito gris pizarra es la que acapara todas las miradas. En ella podrás nadar hasta el bar sumergido y pedir un Martini de lichi o el cóctel de la casa: el margarita Nizuc. El resort tiene un diseño minimalista que incorpora elementos naturales de la zona y su herencia maya, como los muebles de madera local o los jeroglíficos mayas esculpidos en la piedra. Las instalaciones merecen capítulo aparte, empezando por el increíble spa ESPA (con ceremonias de purificación mayas), los 4 restaurantes, las piscinas (que se limpian con un sistema de ósmosis inversa que no seca la piel), las pistas de tenis y la gran variedad de deportes acuáticos.

Downtown Hotel, Ciudad de México

Las suites de Downtown Hotel tienen techos altos y toques naturales, como las baldosas de terracota

Las suites de Downtown Hotel tienen techos altos y toques naturales, como las baldosas de terracota

Si fantaseas con unas vacaciones de ensueño en un lujoso resort de México, es probable que Ciudad de México no sea lo primero que te viene a la cabeza. Eso es proque no conoces Downtown Hotel, un refugio en el centro de la ciudad a solo unos minutos de lugares de interés como el Templo Mayor. Este oasis moderno ocupa las dos plantas superiores de un antiguo palacio y combina a la perfección la arquitectura histórica con un diseño de vanguardia. Las suites de techos altos tienen toques naturales, como baldosas de terracota o balcones de hierro forjado. Por todo el alojamiento encontrarás piedra volcánica gris del siglo XVII con toques de color aquí y allá, como las marquesinas naranjas de las ventanas o las sombrillas y tumbonas amarillo chillón que hay junto a la piscina. Por cierto, en la terraza de la piscina hay un bar que sirve cócteles mexicanos.

Hostal de la Luz – Spa Holistic Resort, Tepoztlán

Vistas a la montaña desde la piscina del Hostal de la Luz

Vistas a la montaña desde la piscina del Hostal de la Luz

Si quieres revitalizar mente, cuerpo y alma, el Hostal de la Luz es un buen comienzo. Este refugio holístico se encuentra en el parque nacional El Tepozteco, a los pies de las montañas de Quetzalcóatl, y el mismísimo Dalai Lama lo nombró en 2006 lugar de paz mundial. Las habitaciones se diseñaron teniendo en cuenta el feng shui y cuentan con una zona para meditar junto a la ventana. Disfruta de un tratamiento de hidroterapia o de un masaje en el spa, y relájate con un baño en el jacuzzi o en una de las dos piscinas con vistas espectaculares a la montaña. También merece la pena participar con un chamán de la zona en una ceremonia temazcal, un ritual muy antiguo en el que se expulsan toxinas mediante la sudoración y que se hace en una choza de piedra que se calienta con rocas.

Villas HM Palapas del Mar, Holbox

Disfruta de tu terraza privada con hamaca y piscina en Villas HM Palapas del Mar

Disfruta de tu terraza privada con hamaca y piscina en Villas HM Palapas del Mar

Villas HM Palapas del Mar cuenta con su propia playa privada y es, como poco, un sitio idílico. Se trata de un conjunto de 52 villas boutique con su propia terraza, hamacas y piscina, todo con vistas al mar Caribe. La estética tiene un toque muy natural, con lámparas de mimbre, muebles de madera y tejados de paja que te harían pensar que estás en una cabaña de una playa perdida, si no fuera por lujos como la piscina de borde infinito o el restaurante caribeño. El resort está en la Reserva de la Biosfera de Yum-Balam, así que no puedes irte sin alquilar una bicicleta y dar una vuelta para descubrir la flora y fauna de la zona.

Las Nubes de Holbox, Holbox

Las suites de Las Nubes de Holbox, con sus paredes encaladas y vigas de madera

Las suites de Las Nubes de Holbox, con sus paredes encaladas y vigas de madera

Si te pierde el lujo, los baños con pétalos de flores y las cenas a la luz de las velas, Las Nubes de Holboxes lo que estabas buscando. La arquitectura y decoración son muy sutiles, con paredes encaladas, vigas de madera natural y techos de paja estilo palapa que crean el ambiente relajado típico de una isla. En el spa del resort, Orquídea, podrás disfrutar de un masaje de bienvenida o de otros tratamientos, terapias y rituales, como el de sanación maya. Además, podrás bañarte en varias piscinas (una de relax, varios jacuzzi y una piscina muy cerca del mar) y ver un atardecer antes de cenar a la luz de las velas en el restaurante del resort, El Sabor de las Nubes.

Hotel Rosewood, Playa del Carmen

El sol brillando a través de los cipreses del Hotel Rosewood, en la Riviera Maya

El sol brillando a través de los cipreses del Hotel Rosewood, en la Riviera Maya

Como buen representante de los hoteles Rosewood, no es de extrañar que este complejo de la Riviera Maya, en México, ofrezca todo tipo de lujos. Al llegar, te llevarán a tu suite con una lancha a motor. Todas las habitaciones tienen vistas al agua (ya sea a la laguna, el canal o la playa) y la decoración es muy sutil, con madera oscura o en tonos crema y puertas de cristal que dan directamente a la arena. Todas las suites tienen bastante privacidad, teniendo en cuenta que hay 129 en total, gracias al tamaño del resort y al follaje que rodea cada terraza privada. Despierta con el sonido del mar y pasa un día de lujo tomando el sol, haciendo paddleboard, dándote un capricho en el spa SENSE o relajándote en una de las muchas piscinas de borde infinito. Si prefieres actividad, apúntate a una clase de cocina mexicana. Por la noche, las zonas comunes se iluminan con farolillos, y en el jardín se organizan auténticos banquetes alumbrados por una hoguera.

Via. Booking.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s